Huelga de Unimarc se extiende por intransigencia de la empresa

Huelga de Unimarc se extiende por intransigencia de la empresa
Huelga de Unimarc de Iquique, Alto Hospicio y Arica continúa sin que la empresa entregue una respuesta decorosa a sus trabajadores

La paralización ya alcanza las dos semanas pero la respuesta de la empresa perteneciente al grupo Saieh se niega a un aumento salarial decente.

Pilar Dañobeitía
Pilar Dañobeitía, Presidenta de la Sociedad SMU

En las tres ciudades del norte grande, los establecimientos suman diez en total y las y los trabajadores afectados por el conflicto son centenares. Todos y todas, están agrupados en un solo sindicato, lo que les da una mayor fuerza aunque están luchando contra un poderos grupo económico que no solo se limita a negocios en el alimento, sino que en otras áreas, en especial la financiera. Las posiciones se han ido alejando en la medida que la empresa, aprovechando los días de aislamiento físico y social producto de la pandemia Covid1-9, supone que los trabajadores quedarán sin la visibilidad suficiente para generar solidaridad en la comunidad. Así, mantiene una conducta intransigente frente a su personal, a pesar del cumplimiento de labores durante los días del estallido social y los meses de epidemia.

La cadena de supermercados Unimarc pertenece al grupo económico de Álvaro Saieh Bendeck, un acaudalado empresario, con estudios en la Universidad de Chicago, banquero con alta experiencia y a la vez, propietario de medios de comunicación. Se retiró de la dirección de sus empresas y dejó a su hijo Jorge a cargo del grupo. Los supermercados están agrupados en el holding CorpGrup, a través de la sociedad SMU a la que pertenecen Unimarc, Mayorista10, OK Market, Alvi y Telemercado, la que es dirigida por María Pilar Dañobeitía Estades, una contadora egresada de la Universidad de Chile, con un master en la Universidad de Chicago, elegida “ejecutiva del año 2019” por El Mercurio. Marcelo Galvez Saldías es el gerente general de SMU. La empresa Alvi fue una de las elegidas como proveedora de cajas de alimentos en la primera distribución efectuada por el gobierno, alcanzando un monto de 1.699 millones de pesos. Saieh es considerado por la revista Forbes el cuarto millonario del país. Es propietario del holding Copesa, al que pertenecen los diarios La Tercera, la Cuarta, Pulso, Qué Pasa, La Hora, Diario Concepción y Paula. A través del grupo Dial controla las radios Beethoven, Duna, Zero y Disney. Le pertenece el Banco Itau-CorpBanca, el cuarto mayor privado y es dueño de VivoCorp, empresa dedicada al negocio inmobiliario.

Trabajadores Unimarc en huelga
Huelga de Unimarc de Iquique, Alto Hospicio y Arica continúa sin que la empresa entregue una respuesta decorosa a sus trabajadores

La empresa del grupo Saieh no considera que las y los trabajadores laboraron responsablemente durante el estallido social y los meses de epidemia

La huelga de los trabajadores de Unimarc en el extremo norte del país, en el marco de la negociación colectiva, comenzó el 3 de julio y afecta a los supermercados Rotonda Arica, Santa María Arica, Alto Hospicio, Tarapacá, Vivar, Amunátegui, Bilbao, Los Molles, Manuel Rodríguez y Bilbao, los 7 últimos ubicados en Iquique. Las conversaciones no prosperaron debido a que la empresa rechazó la propuesta del sindicato, la que planteaba “un incremento real líquido al sueldo base de un 8,5%, sumado a esto un incremento de 7.000 promedio para efectos de movilización y un incremento de 12.000 por concepto de bono de asistencia”, según señalan en declaración pública emitida el pasado 2 de julio, al declarar la huelga.

La última oferta de la empresa, rechazada por más del 90% de las y los trabajadores, establecía un aumento de 5.000 pesos para el personal full time y de 4.000 pesos para los part time, además con un contrato colectivo que duraría tres años.

Es importante destacar que, según Manuel Jeria, presidente del sindicato, casi el 70 por ciento de los trabajadores gana menos de 350 mil pesos mensuales, asimismo, un 80 por ciento de las trabajadoras son dueñas de casa y labora una alta cantidad de adultos mayores. Las y los trabajadores se encuentran de buen ánimo, convencidos de la justeza de su propuesta y de haber sido responsables durante el estallido y la pandemia, lo que la empresa no reconoce, solo le interesan sus siderales ganancias.