Eduardo Gutiérrez: El Covid-19 asestó un duro golpe a la globalización

Eduardo Gutiérrez: El Covid-19 asestó un duro golpe a la globalización
Eduardo Gutiérrez González

La epidemia causada por el coronavirus pone a prueba los sistemas sanitarios en todo el mundo y en Chile, se cuestiona al mercado, como factor que determina el acceso del pueblo a la salud. El doctor Eduardo Gutiérrez González es un odontólogo de vasta trayectoria política, desde su época de dirigente de la FECH, luego el alto cargo que le correspondió ejercer en el PS durante la clandestinidad, hasta hoy que trabaja como el líder del Partido Constituyente.

Aún es temprano para evaluar las consecuencias que generará la epidemia del coronavirus, no obstante, diversos cientistas advierten los grandes cambios geopolíticos que comienzan a irrumpir. El más relevante, es el término de la forma de dominación capitalista financiera bajo la tesis de la gobernanza mediante alianzas de intereses compartidos, conocida como la globalización. El Dr. Eduardo Gutiérrez analiza este fenómeno como la forma en que la enfermedad se propaga en el país y los peligros que nos acechan por un débil aparato público de salud.

Convaleciendo aún de una compleja operación quirúrgica, se da un tiempo para responder nuestra preguntas acerca de una enfermedad que tiene a todo el mundo en ascuas.

1. ¿Es la epidemia del COVID, realmente, un factor de alto riesgo en el país o afectará a un número menor de la población?

Todo indica que el COVID es un alto factor de riesgo en el país y que afectará a un número cada vez mayor de la población si no se toman las medidas de prevención, muchas de las cuales ya funcionan desde hace al menos un mes, como las cuarentenas de ciudades, comunas y barrios, sumado esto a los cierres de colegios y universidades. Hoy tenemos 6.500 infectados (en unos días llegarán a 10 mil) con 380 hospitalizados con respiradores mecánicos. Utilizamos un 25 % de los respiradores en existencia. Si proyectamos una cantidad de infectados de 50.000 entonces la atención hospitalaria con respiradores suficientes colapsará ya que se requerirán 2.500 respiradores. La pregunta es si podremos impedir llegar a esa cifra y qué medidas tomar.

2. ¿Cuáles serán las repercusiones de la enfermedad en una persona que la haya contraído? ¿Puede tener secuelas de por vida?

Aún es muy temprano para saber las repercusiones que esta pandemia tendrá sobre las personas que la hayan contraído, incluso no está claro que luego de haber enfermado quede inmune a una nueva reinfección. Esto es algo que se está viendo en Corea del Sur.

3. ¿Tendremos que acostumbrarnos a nuevas epidemias?

Esto es quizás lo más claro que tenemos como pronóstico. El Covid-19, al igual que otras cepas de virus aparecidas en los últimos tiempos, es el resultado de la mutación de virus que pasan de animales a humanos. Ayudan a este fenómeno las condiciones de hacinamiento de los animales en su producción industrial. Si tomamos en consideración la Gripe española de 1918, infectó a 500 millones y tuvo una mortandad del 10%, es decir fallecieron 50 millones, pero el coronavirus actual es menos letal ya que sitúa en el orden del 5% los fallecidos. Por otro lado la información internacional indica que existen cepas de 500 coronavirus no identificados que están en estudio.

4. ¿El coronavirus se está transformando en un elemento evaluador de la política de salud pública en el país?

En todos los países del mundo, como resultado de las políticas neoliberales con baja inversión en la salud pública y del aumento de la pobreza, el coronavirus está haciendo estragos y afectando a los sectores más vulnerables. Lo vemos en Nueva York EEUU con una mortandad afincada en los afro descendientes e hispano hablantes, o en Temuco, Chile una de las zonas de mayor pobreza en el país. Por otro lado está pandemia está asestando un duro golpe a la globalización con el cierre de las fronteras de los estados naciones, donde se está imponiendo el sálvese como pueda con el cierre de las fronteras y con leyes que permiten la confiscación de materiales de salud. En el caso de Europa la situación es más compleja ya que la Unión Europea ha resultado un ente supranacional inservible y, además, con un Banco Central Europeo inoperante.

5. ¿Cuál es su evaluación que tiene del gobierno? ¿Está utilizando políticamente la epidemia?

Resulta a todas luces claro que esta pandemia le permitió sortear transitoriamente la crisis producto de la Rebelión del 18 de octubre. Pero también ellos saben que este es un salvataje pasajero, sobre todo por la recesión que se avecina con un aumento de la cesantía y la pobreza. Lo increíble es que el gobierno teniendo mecanismos de financiamiento de los sectores más vulnerables ha optado por –a estas alturas- ridículas medidas e subsidios que resultan un chiste. El gobierno se niega a terminar con la autonomía casi criminal del Banco Central, sigue negociando de espaldas a la pared de los dueños de las Isapres y las AFP. De continuar por esta senda habrá un 18-O, versión dos, mucho más dura y radical.